¿EN QUÉ SE BASA LA MORFOPSICOLOGÍA?

La Morfo-Psicología se basa en una ley biológica universal. Cualquier organismo vivo se adapta constantemente al entorno en el cual se desarrolla, a la búsqueda de un equilibrio.

¿Alguna vez te has preguntado cómo entender mejor a las personas que te rodean o incluso a tí mismo? ¿Te gustaría tener la habilidad de percibir los cambios psicológicos a través de las manifestaciones biológicas en el rostro? Si es así, te invito a explorar el fascinante mundo de la Morfo-Psicología, una ciencia-disciplina que te ofrece las herramientas para comprender y analizar la relación entre la morfología y el entorno psicológico.

¿Qué fundamenta la Morfo-Psicología?

En el corazón de la Morfo-Psicología yace una ley biológica universal. Todo organismo vivo busca constantemente adaptarse a su entorno en busca de equilibrio. Esto se aplica de manera especial al ser humano, cuya fisonomía facial es la parte del cuerpo que experimenta transformaciones más rápidas. Nuestro rostro, por ende, es el indicador más fidedigno de cómo nuestra morfología responde al ambiente en el que nos desenvolvemos.

En laboratorios de vanguardia, se ha demostrado cómo las células de nuestro rostro (y cuerpo) se transforman para ajustarse al contexto psicológico de una persona. La ciencia ha validado que un cambio psicológico tiene una manifestación biológica. Así, el rostro se convierte en un espejo de lo que ocurre en nuestro interior. La Morfo-Psicología ha invertido el proceso: parte de la biología para descifrar la psicología. Nos enseña a descodificar el funcionamiento psicológico a partir de las formas del rostro.

El camino hacia el Entendimiento Profundo. Las cuatro Leyes Biológicas.

La Morfo-Psicología sigue un método preciso para examinar y analizar las formas faciales, guiándonos hacia una interpretación esclarecedora. Las cuatro leyes biológicas fundamentales son:

La ley de la Dilatación y Retracción

Entiende cómo los rasgos faciales se expanden o se retraen en respuesta a estímulos emocionales y psicológicos.

La Ley de la Atonía y Tonicidad.

Descubre cómo la musculatura facial revela el estado de tensión o relajación, ofreciendo pistas sobre la personalidad y el temperamento.

La Ley del Equilibrio y Armonía.

Aprende a interpretar la distribución y proporciones de los rasgos faciales para revelar patrones psicológicos.

La ley de Evolución y Movimiento.

Comprende cómo la evolución y los cambios en el rostro reflejan procesos internos y externos en la vida de una persona.

Si estás ávido por profundizar en esta fascinante ciencia-disciplina y desbloquear su potencial en tu vida personal y profesional, ¡entonces la formación en Morfo-Psicología es el siguiente paso que debes tomar! Únete a nosotros y desata tu capacidad para comprender y transformar el mundo a tu alrededor a través del lenguaje único del rostro humano. ¡Inscríbete hoy y da el primer paso hacia una comprensión más profunda de ti mismo y de los demás!

La Morfo-Psicología nos enseña a ¡COMPRENDER SIN JUZGAR!